Hazlo tu mismo

¿Cómo limpiar las tijeras podadoras?


Preparación

¿Cómo limpiar las tijeras podadoras?

Las tijeras para jardinería, también conocidas como tijeras podadoras, son herramientas utilizadas para la poda de ramas y plantas. Con un uso constante estas tijeras llegan a acumular grandes cantidades de suciedad y óxido, dificultando su uso. Además, pueden convertirse en transmisores de enfermedades, cuando se han utilizado para podar una planta infectada. Por suerte, la limpieza de las tijeras requiere de un mínimo esfuerzo.

1.
Llena una cubeta con agua y deja remojar las tijeras por varios minutos. Sácalas del agua y restriega las cuchillas con el cepillo de alambre hasta que toda la suciedad visible se haya quitado.
2.
Sumerge las tijeras en la cubeta con agua varias veces durante el proceso de restregado para quitar toda la suciedad que se ha soltado. Vacía la cubeta. Vierte en ella una medida de cloro por 10 medidas de agua.
3.
Remoja las tijeras en la mezcla de cloro y agua por varios minutos. Saca las tijeras y sécalas completamente con un trapo limpio. El cloro mata cualquier virus o enfermedad que pudo haber infectado las tijeras y así evitarás que se transmita a otras plantas.
4.
Rocía una capa de lubricante WD-40 sobre las cuchillas de las tijeras siguiendo las instrucciones del fabricante. Asegúrate que la capa cubra por completo las cuchillas, esto evitará la formación de óxido y las tijeras seguirán cortando con suavidad.
5.
Limpia el exceso de lubricante WD-40 de las cuchillas con toallas de papel, pero no la laves. Deja que una pequeña capa de aceite se quede en las tijeras para ayudar a la lubricación y protección de las cuchillas.

Materiales

  • Herremientas
  • Cubeta
  • Cepillo de alambre o metal
  • Trapo
  • Toallas de papel
  • Materiales
  • Cloro
  • Lubricante WD-40

Consejos y advertencias

  • Remoja las tijeras podadoras en la mezcla de cloro después de cada uso para prevenir la propagación de enfermedades entre plantas que son podadas con las mismas tijeras.
  • Siempre utiliza guantes cuando manejes cloro. Si el cloro entra en contacto directo con la piel puede causar una leve irritación. Nunca se debe inhalar cloro o entrar en contacto directo con ojos y boca.

Estamos para servirte