Hazlo tu mismo

¿Cómo elegir la brocha adecuada para mi proyecto?


Preparación

¿Cómo elegir la brocha adecuada para mi proyecto?

Las brochas son el aplicador de pintura más utilizado. Son fáciles de sostener al momento de pintar y se limpian sin mucho esfuerzo. Si se utilizan y cuidan de forma adecuada dan un excelente acabado a la pintura y generan menos gasto. Una buena brocha puede durar por años.

 

1 MATERIALES:
Cerdas naturales: Excelente para aplicar pinturas con base de aceite y barnices. Actualmente, algunas cerdas naturales pueden ser utilizadas con pinturas base agua.

Cerdas sintéticas: Suelen ser de nylon o poliéster y son recomendadas para pintura de látex y de base agua. También se pueden utilizar en pinturas de base de aceite.

2 FORMAS Y TAMAÑOS:
El tamaño y la forma de una brocha determinan los lugares en donde se debe utilizar. Cuando se habla de forma, el borde de una brocha puede ser recto o en ángulo. Si bien existen varios tamaños de brochas en el mercado, para la mayoría de trabajos de pintura son necesarios solo dos tamaños. Una grande, de 4 pulgadas, para áreas grandes y una pequeña, de 2 pulgadas, para esquinas y espacios reducidos. A continuación te presentamos los tamaños, formas y usos más comunes para las brochas, para ayudarte a encontrar la que mejor se adapte a tu trabajo o proyecto.

tamaño (pulgadas) formas disponibles excelente para
1 – 1 ½” Recta y en ángulo Esquinas y marcos de ventanas, molduras y trabajos con finos detalles.
2 – 2 ½” Recta y en ángulo Madera y acabados, marcos y molduras, esquinas.
3” Recta Superficies planas grandes, Gabinetes, puertas, columnas, escaleras, cercas.
4” Recta Superficies planas muy grandes, techos, paredes, pisos.

3 DETALLES IMPORTANTES
– Revisa cuidadosamente las puntas de las cerdas. Una buena brocha debe tener las puntas un poco abiertas, estas no deben ser planas.

– Da unos golpes suaves a la férula para asegurarte que esté bien apretada y que la brocha no bote cerdas.

– Sostén la brocha por el mango, como si fueras a pintar, para comprobar que te es cómoda. Mientras más cómoda se sienta en tu mano, más fácil será de utilizar al pintar.



Ver todos los consejos sobre pintura

Estamos para servirte