Hazlo tu mismo

¿Cómo limpiar una churrasquera de carbón?


Preparación

¿Cómo limpiar una churrasquera de carbón?

Si bien existe un debate entre si las churrasqueras de carbón son mejores que las churrasqueras de gas, al momento de limpiarlas ambas llevan un proceso muy sencillo de realizar. Es muy importante dar el mantenimiento adecuado a la churrasquera para que funcione por muchos años

1 Retira todos los restos de carbón que queden en el fondo de la churrasquera. Utilizando un cepillo de alambre, limpia la parrilla y el fondo de la churrasquera. Esto evitará que los restos de comida y las bacterias se acumulen. Remueve la parrilla y las rejillas.

2 Limpia el interior y el exterior de la churrasquera con bicarbonato de soda y un poco de agua utilizando la esponja de alambre. Si tu churrasquera está pintada o cuenta con una superficie antiadherente o de aluminio, utiliza jabón líquido para platos, agua y una esponja de plástico, en lugar del bicarbonato y la esponja de alambre.

3 Coloca la parrilla y las rejillas en una bolsa grande de plástico y cúbrelos por completo con spray limpiador de horno. Déjalos soltar la suciedad por varias horas o por toda la noche si es posible. Si la parrilla y las rejillas son de aluminio, sumérgelas en agua con jabón líquido para platos.

4 Utilizando guantes de hule, saca la parrilla y las rejillas de la bolsa plástica y colócalas encima de papel periódico.

5 Cepilla la parrilla y las rejillas con una esponja de alambre. Si la parrilla o rejillas son de aluminio o de material antiadherente, utiliza la esponja de plástico, no de aluminio.

6 Con la manguera, limpia la parrilla y las rejillas para remover los restos de limpiador de horno o jabón. Utiliza la manguera también para limpiar la churrasquera.

7 Deja que todo seque por completo y vuelve a colocar la parrilla y las rejillas en la churrasquera.

8 Utilizando el spray de cocina o un trapo con aceite de cocina, coloca una capa por todo el interior de la churrasquera, incluyendo la parrilla y las rejillas, para evitar que se oxiden.

Materiales

  • Jabón líquido para platos o bicarbonato
  • Aceite o spray de cocina
  • Agua caliente con jabón
  • Spray limpiador de hornos
  • Papel periódico

Consejos y advertencias

  • Antes de utilizar la churrasquera, coloca un poco de spray o aceite de cocina sobre la parrilla, para hacer facilitar su posterior limpieza.
  • Los limpiadores para hornos son corrosivos y muy peligrosos si se llegan a inhalar. Utiliza guantes de hule siempre que manipules estos productos.

Estamos para servirte