Hazlo tu mismo

Seguridad en la mochila


Preparación

Seguridad en la mochila

La mochila puede afectar la salud de tu hijo. Llevar una carga muy pesada o mal distribuida en la mochila puede causar que tus hijos adquieran una mala postura y desalineen su columna vertebral. Esto puede llevar a tensión muscular y dolores de cabeza, espalda, cuello y brazos, inclusive, daño en los nervios de la columna.
Cuando la mochila se carga sobre un solo hombro, se fuerza a los músculos y a la columna a compensar el peso desbalanceado. Esto causa tensión en la espalda media y baja, puede aumentar la probabilidad de desarrollar problemas de espalda en la vida adulta. La prevención es la clave.

Escoge la mochila correcta:

1
Elige una mochila con tirantes anchos y acolchonados con que soporte acolchonado en la espalda.

2
Busca que sea de materiales livianos, para que la mochila en sí no pese mucho.

3
Adquiere una mochila con muchas bolsas.

4
Asegúrate que la mochila no sea muy pequeña para tu hijo y que no le apriete brazos ni axilas.

5
Si tu hijo debe llevar mucho peso, será mejor que adquieras una mochila con rueditas.

Empaca liviano:

1
Revisa que tu hijo lleve en su mochila únicamente lo que necesitará para cada día, no de más.

2
El peso de la mochila no debe exceder el 10% o 15% del peso total de tu hijo.

3
Asegúrate de empacar los artículos más pesados en los espacios pegados al cuerpo y los artículos con formas extrañas o bultos, en los extremos, lejos de la espalda.

Escoge la mochila correcta:

1
Ayuda a tu hijo a colocarse la mochila los primeros días, para asegurarte que esta le ajuste bien.

2
Recuérdale que siempre debe utilizar los dos tirantes, pues de no hacerlo le dolerá la espalda.Los tirantes deben ajustarse a una altura necesaria para que le aprieten, sin que cuelgue la mochila.


Estamos para servirte